Connect with us

#EsTrending

Licor: Mitos, verdades y claves para sobrevivir a la resaca

ResacaVid

ENTRETENIMIENTO

Licor: Mitos, verdades y claves para sobrevivir a la resaca

Que hay que comer para beber, que un café cargado baja el grado de alcohol, que no hay que mezclar cítricos con alcohol… deshazte de mitos y ármate de verdades, recuerda que el alcohol “NO es cosa de niños”.

Mito: Mezclar alcohol y bebidas energizantes es peligroso 

Cierto. Es un riesgo incoherente. Mientras el alcohol deprime el sistema nervioso central, las bebidas energizantes lo activan. El organismo entra en un estado en el que evita enviar señales de embriaguez y genera intoxicación. Las afecciones más comunes por esta práctica son la intoxicación hepática y la hipertensión arterial.

Mito: Cerveza y vino embriagan menos 

Falso. El efecto del alcohol es indiferente a su sabor, entre más ingieras más te embriagarás. Los licores con alto grado de alcohol te embriagarán más rápido, pero todos causarán el mismo efecto.

Mito: El licor favorece el diálogo

Parcialmente cierto. El licor relaja en una primera etapa, esta es la razón por la que las personas se desinhiben y empiezan a hablar con más fluidez, sin embargo hay una delgada línea entre estar relajado o ebrio. Esta fase no solo entorpece la comunicación sino que hace que las personas digan cosas de las que puedan arrepentirse.

Mito: Se puede conducir si se ha tomado poco 

Falso. Aún cuando la cantidad ha sido mínima se alteran en el cuerpo las percepciones de espacio y tiempo, además de la capacidad de reacción.

Mito: El alcohol se elimina a través de la orina y el sudor 

Cierto. Pero solo se elimina un 10% de la sustancia, el 90% restante es metabolizado por el hígado y convertido en azúcar para el organismo.

Mito: El alcohol favorece el sexo 

Falso. Si bien es cierto que aumentan los encuentros al desinhibir a las personas, el desempeño sexual disminuye. El alcohol afecta el sistema nervioso central, además de la sensibilidad sensorial.

Mito: Hay que comer para beber

Cierto. Preferiblemente deberán ingerirse alimentos ricos en grasas y fibra, los primeros para retrasar la absorción del alcohol, los segundos para descomponer el alcohol evitando el ingreso en el torrente sanguíneo.

Mito: El alcohol impide el efecto de los antibióticos 

Parcialmente cierto. Los efectos del licor son diferentes de acuerdo al tipo de antibiótico que se está tomando. La reacción variará dependiendo de los componentes de ambas sustancias. Algunos antibióticos retrasan el metabolismo del alcohol en el cuerpo, lo que genera desagradables síntomas. La recomendación es consultar al especialista sobre los cuidados que deben tenerse con las fórmulas.

Continue Reading
Te puede interesar...

Más de ENTRETENIMIENTO

#TRENDING

To Top