Connect with us

#EsTrending

Una batalla de genes determina el aspecto de tu hijo, pero ¿cuál gana?

BatallaGenes_Foto_SD

artículo

Una batalla de genes determina el aspecto de tu hijo, pero ¿cuál gana?

Es imposible deducir con certeza cómo lucirán nuestros hijos, pero si conocemos un poco cómo funciona la naturaleza, podemos crearnos una idea bastante cercana…

Todo se basa en los genes, los cuales adquirimos de nuestra madre y nuestro padre; entre ellos se mezclan y obtenemos los nuestros.

Estos genes se denominan: dominantes y recesivos. En otras palabras, fuertes y débiles.

Los genes dominantes tienen mayores posibilidades de ser heredados; mientras que los recesivos, a pesar de que pueden resultar transmitidos, tienen menor chance.

En lo que concierne al color del cabello, el oscuro siempre primará sobre el claro, y el no-pelirrojo al pelirrojo… En cuanto a su forma, el ondulado domina al rizado y este al lacio. En cuanto a la cantidad, lamentablemente la calvicie dominará sobre la cabellera ambundante.

Mira también: ¿Cómo será tu hijo? Todo es cuestión de genética

Para los ojos, los de mayor tamaño se imponen sobre los más pequeños. Si tienes pestañas largas, lo más probable es que tu hijo las herede. Y en cuanto al color, las probabilidades de las distintas combinaciones serían como se muestra en el siguiente gráfico. 

Gráfico_Ojos_Genética

Los genes para la piel oscura son mucho más fuertes que los de la clara. Por eso, si alguno de los padres es moreno, es casi seguro que su hijo también tendrá ese color de piel…

Aunque la ciencia nos ayude a entender mejor estos procesos, la naturaleza es impredecible y las posibilidades son infinitas. Así que los futuros padres siempre tendrán ansias de conocer cómo lucirán sus pequeños.

Seguir leyendo
Te puede interesar...

Más de artículo

#TRENDING

To Top