Connect with us

De vuelta al Medioevo: Una princesa le cortó el rostro a Ed Sheeran con una espada

es

artículo

De vuelta al Medioevo: Una princesa le cortó el rostro a Ed Sheeran con una espada

 

Es casi seguro que este tipo de noticias hayan saturado los medios de comunicación del siglo XV. Pero que una princesa le corte la cara, con una espada, a una celebridad en el año 2016, es un poco extraño…

Por no decir absurdo.

Todo ocurrió por accidente en el Royal Lodge, una de las locaciones aledañas al Castillo de Windsor, actual residencia del Duque de York, el Príncipe Andrew.

Al parecer, en ausencia de su padre, la Princesa Beatrice organizó una fiesta a la que asistieron varias celebridades británicas, entre ellas los músicos James Blunt y Ed Sheeran.

ed2

Se dice que en el transcurso de una conversación, James Blunt bromeó diciendo que no le molestaría ser nombrado Caballero de la corona; a lo cual la Princesa Beatrice le siguió el juego asegurando que eso podía ser solucionado.

La princesa tomó una espada y Blunt se arrodilló para ser homenajeado, pero cuando Beatrice se disponía a tocar en el hombro al autor de “You’re Beautiful”, hizo un mal movimiento con el arma y terminó hiriendo a Ed Sheeran, que se encontraba como un mero espectador del hecho.

El corte fue muy cercano al ojo derecho de Sheeran, por lo que hubo que llevarlo a un hospital de inmediato para que le aplicaran una sutura.

Te recomendamos: Este hombre recuperó su oreja gracias a las maravillas de la ciencia

La historia llegó a las redes debido a unas fotos que se tomó Sheeran, junto a varios de sus fans, un día después del accidente.

Hasta ahora no se ha sabido de alguna declaración pública por parte de la Princesa Beatrice, pero algunas fuentes aseguran que se sintió muy apenada con el cantante de 25 años, quien actuó como todo un caballero, diciéndole que había sido un accidente.

Tal vez la princesa debió homenajearlo a él desde un principio…

¿En ese caso, le habría cortado el rostro a Blunt?

pb

Más de artículo

#TRENDING

To Top