Connect with us

Datos extraoficiales sugieren que el iPhone X es el doble de rápido que un Galaxy S8

iPhone X
Getty Images.

INNOVADOR

Datos extraoficiales sugieren que el iPhone X es el doble de rápido que un Galaxy S8

Apple recientemente presentó el iPhone X, un móvil al que calificaron como “el mayor salto hacia adelante desde el lanzamiento del primer iPhone”. La compañía aseguró que el celular es totalmente innovador y presumieron sobre la potencia del mismo; por lo visto, esta sería la más alta de todos los smartphones actuales.

Un benchmark filtrado en los últimos días reveló algo muy bueno para los que quieran un terminal potente. Al parecer, el iPhone X es tan rápido como una MacBook Pro y el dobla en velocidad al Galaxy S8.

Te recomendamos leer: ¿Sueñas con tener el iPhone X? Tal vez debes trabajar más de lo que te imaginas.

iPhone X: un celular tan rápido como un ordenador

iPhone X

Getty Images.

En datos publicados en GFXBench, vemos que el iPhone X es el doble de rápido que un Galaxy S8, e incluso ligeramente más veloz que una MacBook Pro. El móvil de Apple tuvo una puntuación de 4.061, mientras que el Galaxy S8 obtuvo solo 2.024; en contraste, el MacBook Pro de 13 pulgadas, modelo 2017, contó con 4.036 puntos.

El smartphone además fue comparado con el Huawei P10, último buque insignia de los chinos. La diferencia en este caso es aún más drástica: dicho dispositivo arrojó un resultado de solo 1.865 puntos.

iPhone X

Imagen tomada de Twitter.

Recordemos que el procesador del iPhone X es un A11 Bionic de seis núcleos, último chip desarrollado en la empresa. El mismo supone una innovación potente en comparación con los cuatro núcleos de la generación anterior.

Con estos datos, podríamos decir que estaríamos frente al teléfono inteligente más rápido del mercado actual.

Contenido relacionado: iPhone X: así es el teléfono más arriesgado de Apple hasta la fecha.

El iPhone X no es tan revolucionario como Apple promete: hay teléfonos que ya cuentan con sus funciones

El equipo ha innovado mucho en comparación con anteriores entregas del iPhone. Tiene tecnologías que hasta ahora no habían sido utilizadas por los de Cupertino, como la pantalla OLED; no obstante, muchas de sus características no son tan ‘revolucionarias’ en el mercado móvil.

1. Pantalla OLED

iPhone X

Getty Images.

Una de las ‘novedades’ del iPhone X, además de la carencia del botón de inicio, es su pantalla ‘casi infinita’ con tecnología OLED. De forma irónica, estos paneles son fabricados por su rival principal y mayor fabricante de móviles del mundo: Samsung; además, los surcoreanos también fueron pioneros en los móviles casi sin borde.

Samsung Display Solutions es la filial encargada de crear estas pantallas. Estas se han visto además en el Galaxy Note 8, un móvil que fue muy bien recibido por la crítica.

Esta tecnología es sumamente costosa e incluso es empleada en paneles de televisión. Si bien su desarrolló inició en 1970, en la última década se ha vuelto más popular.

LG y los Pixel de Google son otros de los smartphones que también emplean estas pantallas; incluso LG fabrica las suyas.

2. Carga inalámbrica

iPhone X

Getty Images.

El iPhone X integra de forma nativa algo que no tenía otro terminal de Apple: la carga inalámbrica. Apple poco a poco persigue un “futuro sin cables”, algo que ya vimos con sus AirPods, los auriculares de Bluetooth.

“El iPhone X es el primer iPhone diseñado para un futuro sin cables, ya que no necesitas conectarlo a un cable para cargarlo”, señala Apple en su página web.

“Carga el iPhone X en estaciones y bases de carga inalámbrica de hoteles, cafés y aeropuertos de todo el mundo”.

Un punto destacado es que podremos cargarlo con ‘AirPower’, una especie de funda que es compatible con algunos dispositivos de la compañía. No obstante, Samsung ha ofrecido esta tecnología desde hace tiempo con sus gamas ‘Galaxy S’ y ‘Galaxy Note’.

Otros que también se han unido a la carga inalámbrica han sido Lenovo, LG e incluso BlackBerry.

3. Reconocimiento facial

iPhone X

Getty Images.

Quizá la mayor apuesta de Apple con el iPhone fue el ‘Face ID’; este es un sistema basado en reconocimiento facial y supone una evolución del Touch ID, que era por huella dactilar. La idea es desbloquear nuestro teléfono con esta tecnología.

Sin embargo, esto no es nada nuevo. Muchas polémicas se han levantado en torno a este tipo de funciones, en vista de que algunas son burladas fácilmente con fotografías. Todo ello ha conllevado a críticas a las empresas desarrolladores.

Samsung fue la primera en tener un móvil este tipo de sistemas: hablamos específicamente del Galaxy Note 7. Se incluyó además en el Galaxy S8, lanzado en marzo de este año.

Apple promete que su tecnología no podrá ser engañada tan fácilmente: solo habría casos de uno en un millón.

Te puede interesar: El próximo smartphone de Huawei no tendrá una o dos cámaras… ¡Integrará cuatro!

El iPhone 8 tiene ciertos beneficios que el iPhone X

iPhone X

Getty Images.

Otro aspecto que debemos tomar en cuenta, es que si bien el iPhone X quiso llevarse todas las luces del evento de Apple, el iPhone 8 tiene algunas características que el teléfono estrella de Apple no posee.

Si bien el iPhone X goza de un nuevo diseño, una nueva pantalla y funciones interesantes, el iPhone 8 sí que tiene sus propias armas.

1. Desbloqueo con Touch ID

iPhone X

Getty Images.

La pantalla de iPhone X ocupa casi toda la parte frontal de la pantalla, por lo que toca olvidarse del botón de ‘Home’. Por su parte, el iPhone 8 sí cuenta todavía con el mismo y por ende con la función ‘Touch ID’, la cual ha estado disponible en varios equipos de los de Cupertino.

Los usuarios del buque insignia de Apple deberán desbloquearlo con su rostro, mientras que los del iPhone 8 y iPhone 8 Plus con su huella dactilar.

2. Aún cabe en otras fundas

iPhone X

Getty Images.

A diferencia del iPhone X, el iPhone 8 y el iPhone 8 Plus mantienen dimensiones similares a las del iPhone 7 y iPhone 7 Plus. Por ello, pueden caber fácilmente en muchas de las cubiertas que ya existen.

Si bien el nuevo dúo es 0.1 milímetros más alto, ancho y grueso que sus predecesores, la diferencia no es tan amplia. Por ello, muchos forros podrían utilizarse sin necesidad de adquirir unos nuevos.

3. Ser dorado

iPhone X

Imagen tomada de Twitter.

Finalmente, la diferencia de colores es uno de los aspectos más notables. Los iPhone 8 y 8 Plus estarán disponibles solamente en plata, gris espacial y un dorado.

En contraste, el iPhone X solo tiene dos opciones: gris espacial y plata.

Ve también: Comparamos las diferencias entre los iPhone 7, iPhone 7 Plus, iPhone 8 y iPhone 8 Plus.

Seguir leyendo

Más de INNOVADOR

#TRENDING

Entradas recientes

To Top