Connect with us

Una mujer queda en silla de ruedas luego de experimentar un orgasmo

Orgasmo

WOW

Una mujer queda en silla de ruedas luego de experimentar un orgasmo

Una mujer británica de 43 años de edad mantenía relaciones sexuales con su esposo un sábado en horas de la mañana, y durante el acto alcanzó el orgasmo en dos oportunidades. Justo al término del segundo, sintió un fuerte dolor de cabeza proveniente de un accidente cerebrovascular (ACV) que sufrió tras el éxtasis, el cual le dejó sin movimiento la parte izquierda de su cuerpo.

Lucinda, como fue identificada la mujer, sufrió de diabetes gestacional durante un embarazo que tenía en ese momento, por lo que tenía como hábito chequear su presión arterial. Al notar ese día que era baja, tuvo sexo con su esposo y fue justo después del segundo orgasmo cuando se presentó el hecho.

Te recomendamos leer: Este motivo de consulta de una paciente en una clínica colombiana se ha vuelto viral en las redes sociales.

Un orgasmo que derivó en una desgracia

Orgasmo

Creative Commons.

“Volví a la cama con Tony. Una cosa llevó a la otra y después de que tuve ese segundo orgasmo, ese viejo y familiar dolor agudo empezó en mi cabeza, encima de mi ojo derecho”, detalló la víctima al diario británico Mirror.

“Normalmente, es un poco como congelar el cerebro y nunca dura mucho tiempo, pero esta vez no se fue pronto y me retorció de agonía. Pensé que era normal, pero me dirigía a una hemorragia cerebral”.

Lucinda tuvo que ser atendida en el Hospital Queen Elizabeth, en Birmingham, donde tuvieron que inducirla en un coma a fin de hacerle una craneotomía y cortar parte del cráneo para liberar la presión del cerebro.

“Tengo suerte de estar aquí, pero yo no desearía que lo que he pasado le ocurra a alguien más. Nadie habla del dolor de cabeza post orgasmo, eso es comprensible, pero quiero aumentar la conciencia de cómo puede ser una señal de advertencia”.

Tras el hecho, Lucinda quedó con un dolor de cabeza intermitente debido a una anomalía congénita en un vaso sanguíneo.

Afortunadamente, el bebé de Lucinda nació totalmente sana y se llamó Marri-Alice. 

“Lo que ha sucedido me ha cambiado para mejor. Aprecio cada momento y el apoyo increíble que mi familia y amigos me han dado. Siento que ahora tengo una mejor comprensión de lo que es el amor verdadero”.

Ve también: Así fue el gesto de 167 personas que sorprendió a una comunidad de Estados Unidos.

Más de WOW

#TRENDING

Entradas recientes

To Top