Connect with us

Con este pulgar artificial ya es posible tener seis dedos para aumentar las capacidades de tus manos

Pulgar artificial

INNOVADOR

Con este pulgar artificial ya es posible tener seis dedos para aumentar las capacidades de tus manos

La evolución de la robótica y el perfeccionamiento de la impresión 3D ha empujado los límites que tiene el humano para ejecutar distintas tareas. Hemos visto manos robóticas que pueden ‘sentir’ todo lo que tocan, pero el último invento que conocemos de este estilo trata de algo más sencillo: un pulgar artificial.

El proyecto fue desarrollado por Danielle Clod, neozelandesa radicada en Londres, quien lo bautizó como ‘The Third Thumb‘ (‘El Tercer Pulgar’, por su nombre en español), y se trata básicamente de una nueva extensión de nuestro cuerpo totalmente funcional.

Te recomendamos leer: Científicos descubren una manera para eliminar parte de nuestra memoria.

Un pulgar artificial con Bluetooth

Recientemente, el plan tuvo un galardón en lo premios Helen Hamlyn Award for Creativity, evento que es organizado por el Royal College of Art de Londres, Inglaterra. Clod explica que el objetivo de su invención es explorar el vínculo entre el cuerpo y prótesis robotizadas, lo cual es cada vez más investigado por los expertos.

“Es una herramienta, una experiencia, y un modo de expresión. Una forma de entender mejor las reacciones humanas ante las extensiones artificiales. Induce conversaciones necesarias en torno al concepto de ‘habilidad'”.

Su funcionamiento es sencillo: el pulgar artificial imita los movimientos opuestos del dedo natural, lo cual incrementa la versatilidad y las habilidades de nuestras manos. Está compuesto de tres piezas impresas en 3D usando filamento elástico, esto permite que sus motores tensen y destensen el material como si se tratara de una extremidad común.

Un punto importante es que cuenta con Bluetooth a fin de comunicarse con dos sensores de presión que se ubican en los zapatos, justo debajo de los pulgares, que serán los encargados de originar la tracción necesaria para que el pulgar artificial imite un movimiento natural.

“El control con los pies aprovecha la fuerte conexión existente entre las manos y los pies que ya se aprovecha habitualmente: para conducir automóviles y motos, máquinas de coser, o pianos”.

Ve también: Facebook lanza función para que consigamos Wi-Fi en cualquier parte.

De momento es únicamente una iniciativa, por lo que se desconoce cuándo podría llegar al mercado para su comercialización.

Más de INNOVADOR

#TRENDING

Entradas recientes

To Top