Connect with us

La espantosa razón por la que los ojos se irritan y se tornan rojos en la piscina

Piscina

SALUDABLE

La espantosa razón por la que los ojos se irritan y se tornan rojos en la piscina

Es usual que cuando se nos irriten los ojos o la piel en una piscina, de inmediato le echemos la culpa al cloro que emplean a fin de desinfectar el agua de posibles patógenos. Sin embargo, distintas investigaciones determinaron que no es precisamente el cloro el responsable de la molestia que podamos tener, sino algo peor.

Se trata de un compuesto llamado cloramina –acompañado además de aldehídos e hidrocarbonos halogenados-, el cual se forma luego de que el cloro se vincula con sustancias contaminantes que son producidas por las mismas personas que están en la piscina, entre ellas el sudor o la orina. La cloramina puede incluso provocar graves problemas en la piel y en los pulmones, por lo que la exposición prolongada a ella resulta peligroso.

Te recomendamos leer: La gonorrea se habría vuelto una enfermedad casi intratable, alerta la OMS.

La irritación en la piscina sería responsabilidad de los bañistas

Piscina

Imagen de referencia. Getty Images.

Según un artículo publicado en la revista Apunts, Medicina del l’esport, los compuestos químicos que derivan de la cloramina afectan directamente a las mucosas que están presentes en distintas partes del cuerpo, sobre todo en los ojos, nariz, faringe, y vías respiratorias.

Los compuestos utilizados en la desinfección del agua no producen trastornos en el ser humano si se hallan en las concentraciones correctas y el sujeto permanece allí un tiempo moderado. Sólo los individuos sensibles son susceptibles de presentar algunos síntomas en esas condiciones”, explican en la investigación.

Un dato importante fue compartido en un reporte publicado en Journal of Sport and Health Research, en el que se detalla que en horarios de la tarde es cuando más se detalla la presencia de cloraminas en la piscina, por lo que las personas pueden notar mayor incomodidad a esas horas.

Ve también: Tips para ahorrar dinero y conseguir fácilmente resultados sin morir en el intento.

Las medidas básicas de higiene son necesarias para evitar el daño por la cloramina: hay que ducharse antes y después de salir del agua, utilizar un gorro de baño, y en caso de que se necesite miccionar, acudir a los servicios públicos dispuestos para ello. Así lo recuerdan desde el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

Más de SALUDABLE

#TRENDING

Entradas recientes

To Top