Connect with us

¿Quieres que tu perro aprenda a manejar un carro? En Nueva Zelanda hay una escuela para ello

Mascotas

¿Quieres que tu perro aprenda a manejar un carro? En Nueva Zelanda hay una escuela para ello

Los perros pueden aprender una gran cantidad de trucos que en muchos casos resultan comunes: sentarse, darnos la pata, cantar, acostarse y rodar por el suelo, pero ¿es posible que sepan manejar? Una escuela en Nueva Zelanda afirma que sí. ¡No estamos de broma!

Se trata de la Society for the Prevention of Cruelty to Animal (SPCA), un grupo con base en la ciudad de Auckland, quienes decidieron crear una autoescuela para perros rescatados.

Te recomendamos leer: ¡Incomparable gesto! El amor de una mascota es totalmente verdadero y esta nos lo demuestra.

Ocho semanas serían suficientes

El equipo detalla que los perros son capaces de ejecutar las acciones más básicas y esenciales al momento de conducir: girar el carro, frenar, acelerar, e incluso dar marcha atrás. Por supuesto, la asociación debió ajustar el vehículo a fin de que resultara cómodo para los animales.

El proceso es sencillo: primero son entrenados en un simulador y luego en un circuito cerrado. Tras ocho semanas, los perros pueden incluso encender o apagar el coche.

No importa el pasado de los perros

Un punto que debemos destacar es que en muchas oportunidades los perros entrenados son rescatados de la calle o entregados por familias que no los querían más. La SCPA considera que estos son capaces de aprender habilidades independientemente de lo que hayan sufrido o el trato que se les dio.

Un total de tres perros: Ginny, Porter y Monty, fueron capaces de conducir el automóvil sin ningún problema. En el caso de la primera, vivía encerrada en un baño y cuando fue rescatada estaba desnutrida, pesando solo 12 kilos con un año de edad. A los tres meses alcanzó los 18 kilos y se ha vuelto una perra obediente.

Te puede interesar: ¡Viral! Este gato recibe el baño que muchos de nosotros envidiamos.

El origen de Porter es desconocido, pero fue encontrado en la calle totalmente abandonado. A pesar de ello, en poco tiempo se adaptó a la escuela y fue capaz de conducir el coche dispuesto para el entrenamiento.

 

Por último, Monty era de una familia que no lo quiso más, pero decidió entregarlo a la SPCA para que se hicieran cargo de él.

Ve también: El conmovedor rescate de Kotap, el orangután que estuvo encerrado dos años en una jaula de madera.

Por ahora la escuela es solo para los canes que fueron abandonados y no tienen un hogar, aunque no se descarta que en un futuro próximo puedan ingresar los perros de cualquier persona.

Seguir leyendo

Más de Mascotas

#TRENDING

To Top