Connect with us

Ladrones en Colombia roban un celular cada dos minutos: estudio

Colombia
Creative Commons.

Noticias

Ladrones en Colombia roban un celular cada dos minutos: estudio

La Asociación de la Industria Móvil (Asomóvil) realizó una medición sobre cada cuánto tiempo roban un teléfono en Colombia. La empresa, que representa a tres de los operadores más importantes del país, reveló que cada dos minutos se registra un hecho delictivo de este tipo, independientemente del método utilizado (uso de arma blanca, de fuego, o empleo de una motocicleta).

La compañía señaló que este dato permite afirmar que Colombia es el país de América del Sur en el que se presentan más robos de este tipo. Solo en 2017 hubo 1,2 millones de hurtos de unidades, aunque esta información no es definitiva. Tal situación impacta a la economía con al menos 350 millones de dólares.

Te recomendamos leer: Vehículo de la ONU arrolla a un bebé en Colombia: el conductor no se detuvo.

Colombia tiene una red criminal internacional

Colombia

Imagen de referencia. Creative Commons.

Según explican desde El País, Colombia solo importa los teléfonos inteligentes para su venta en el mercado local. De la exportación se encargarían algunas redes criminales que “operan en todo el país”, las cuales controlan desde quien roba hasta el vendedor que permite que tales dispositivos lleguen a países vecinos.

“Las redes se componen de individuos de estratos bajos, con escasos niveles educativos, en muchos casos pertenecen a la misma familia o son amigos del barrio”, señala la Fiscalía.

“En promedio delinquen organizados en grupo de tres a cinco personas. Mujeres y hombres entre los 15 y 30 años”.

Cuando el ladrón hurta el equipo, lo lleva hasta otra persona que se encarga de comprarlo. Tal actor es denominado como ‘reducidor’ por la Fiscalía, y se explica que “su ganancia depende de las ventas que consiga en la compraventa”.

Este último también busca ejecutar un reinicio de fábrica en el terminal, a fin de poder cambiar la identidad del mismo y evadir cualquier acción legal. Para ello se requiere de la ayuda de un especialista que “abra las bandas del móvil y adultere el IMEI”; también libera y cambia las carcasas para que se vea como un celular nuevo.

A pesar de que el Gobierno colombiano tiene el IMEI como un registro de equipos móviles que se le exige a los usuarios, con el que pueden detectar teléfonos robados. Esto también funciona para “desarticular a las organizaciones criminales”, según se explica desde la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC), ente adscrito al Ministerio de Tecnologías de la Información.

Cuando las autoridades detectan un móvil robado, el mismo es bloqueado para que quede inutilizable. A pesar de la medida, los delincuentes han logrado desarrollar técnicas para evadirla, duplicando el IMEI de hasta un millón de equipos solo en 2017.

Finalmente, los equipos robados son destinados a países como Venezuela, Perú, Ecuador y Argentina, además de otros de la región. Un dispositivo hurtado en las calles de Colombia que cueste 200 dólares puede ascender a los 1.800 en Argentina, señala el estudio.

La Fiscalía detalló que entre 2015 y 2016, el aumento de los robos fue del 18, 8 por ciento.

Ve también: “Soy el colombiano más preparado para dirigir este país”: Vargas Lleras antes de presidenciales en Colombia.

Seguir leyendo

Más de Noticias

#Astrología

#TRENDING

To Top