Connect with us

Monje mueve un automóvil por más de 50 metros… Con sus GENITALES

Foto: referencia Pixabay, Captura de pantalla

WOW

Monje mueve un automóvil por más de 50 metros… Con sus GENITALES

En un video compartido por el canal Bravanew World en YouTube, aparece un monje vestido completamente de blanco, tirando con sus genitales un automóvil.

 

Mira También: “¡No digas eso!”: reggaetonero trata a Fanny Lu de ‘vieja’ y causa revuelo en redes sociales

El hombre del que no se conoce su nombre,  para sorpresa de las personas que estaban a su alrededor, movió 50 metros el vehículo.

 

Te puede interesar: La delicada operación que tuvo que afrontar Johanna Fadul por el sol y las luces de grabación

Conocido como ‘Pene Baba‘, la particular forma de mover un auto por parte del monje, se ha convertido en todo un fenómeno en redes. Las palabras del hombre al ser cuestionado por su extraña habilidad fueron: “no es arte. Es el poder de Dios, el poder de la devoción”.

 

Tomado del canal: Bravanew World 

Ver También:  ¡Admirable! Los movimientos de esta mujer te enseñarán que las limitaciones solo están en la mente

En otras noticias → ¡No puede ser! Mujer que prestaba servicios para adultos terminó en la cárcel por culpa de su cliente

Sarah Louis McGill, trabajadora sexual escocesa, tuvo que vivir uno de los peores días de su vida gracias a un error que le costó bastante caro.

instagram.com/mafalditavzla/

Mira También: ¿Lo recuerdas? Así luce hoy el intérprete de la reconocida canción ‘El Taxi’

Sarah acudió a realizar un servicio a un hotel, donde su cliente la esperaba en el ascensor; luego de conocerlo, se dirigió con él a una habitación a cumplir con su trabajo, por el que recibió 480 dólares. Lo que ella no sabía es que su cliente tenía 14 años de edad, algo que es ilegal.

Te puede interesar: Impactante: se conocen detalles inéditos de la muerte de Martín Elías

El padre del menor llevó el caso a las autoridades, quienes procedieron de inmediato a retirarle su pasaporte, prohibiéndole salir del país. Sarah anunciaba la prestación de sus servicios por medio de páginas por Internet, lo que le quedó  prohibido después de que un juez se lo impidiera.

La trabajadora sexual logró salir en libertad al pagar su fianza, pero con una gran lección para su vida, preguntar primero la edad de sus clientes.

 

 Ver También: “Macho alfa, pelo en pecho”: niño hace tareas en una moto mientras lo llevan al colegio

Seguir leyendo

Más de WOW

To Top