Connect with us

#EsTrending

Así se vive en Longyearbyen, la ciudad vecina al Polo Norte

Long

artículo

Así se vive en Longyearbyen, la ciudad vecina al Polo Norte

En la ciudad más alejada de la civilización los días y las noches duran tres meses, así que si eres una persona amante de la luz o un ser noctámbulo, ya sabes dónde puedes llevar una vida perfecta.

Longyearbyen puede darse el lujo de tener el título de la ciudad más al norte del mundo, pues aunque la comunidad de Alert (Canadá) está a solo 817 kilómetros del Polo Norte, no es considerada como una ciudad o un pueblo. Allí solo funciona una base militar canadiense y una estación meteorológica.

A picture taken on July 20, 2015 shows a signpost and a polar bear warning sign at the Longyearbyen airport. AFP PHOTO / DOMINIQUE FAGET (Photo credit should read DOMINIQUE FAGET/AFP/Getty Images)

La localidad pertenece al archipiélago de Svalbard, ubicado entre Noruega y el Polo Norte y  es la más importante de la región. A ella solo se puede acceder por vía aérea o marítima, al igual que todo lo que ingresa a la ciudad.

Debido al movimiento de La Tierra, esta parte del planeta no ve oscurecer el cielo desde la última semana de abril hasta finales de agosto, por lo que sus pobladores están acostumbrados a dormir con tapaojos y a considerar las cortinas oscuras como artículos esenciales en el hogar.

Todo lo contrario sucede desde la segunda semana de noviembre, cuando llegan las noches polares. Desde esa fecha y hasta finales de enero los rayos del sol nunca se posan en la región.

A general view shows the Norwegian town of Longyearbyen on March 7, 2012 with the Hiortfjellet mountain in the background. AFP PHOTO / BERIT ROALD - NORWAY OUT - (Photo credit should read BERIT ROALD/AFP/Getty Images)

El suelo sobre el que está construida la ciudad es de permafrost, una capa permanente de hielo que se expande y se contrae con los cambios de temperatura en invierno y verano, por lo que es común que haya pequeños temblores cada cierto tiempo. Es también la razón por la que las casas son hechas en madera.

Uno de los mayores atractivos de Longyearbyen es la Bóveda Global de Semillas, un banco en el que se guardan más de 860.000 especies de semillas de todos los continentes, pensada como una idea para evitar hambrunas en el futuro.

A man acrries one of the newly arrived boxes containing seeds from Japan and USA into the international gene bank Svalbard Global Seed Vault (SGSV), outside Longyearbyen on Spitsbergen, Norway, on March 1, 2016. / AFP / NTB Scanpix / Junge, Heiko / Norway OUT (Photo credit should read JUNGE, HEIKO/AFP/Getty Images)

Gracias a su ubicación y a las condiciones climáticas, el lugar es ideal para practicar deportes de nieve, por lo que es habitual que sus habitantes lo hagan o lleguen turistas a recorrer sus montañas congeladas.

Aunque suene curioso, las estaciones de invierno y verano son las únicas que se sienten. Se le llama “verano” a las temperaturas superiores a los -2° C y hasta los 18°C, mientras que en invierno pueden llegar a los -19°C, con una sensación de -30°C por los vientos que llegan del Ártico.

A general view shows the Norwegian town of Longyearbyen on March 7, 2012 with the Hiortfjellet mountain in the background. AFP PHOTO / BERIT ROALD - NORWAY OUT - (Photo credit should read BERIT ROALD/AFP/Getty Images)

Entre las 40 nacionalidades que se ven entre los casi 2100 habitantes de la ciudad, solo 20 personas aproximadamente son latinoamericanos, entre ellos algunos venezolanos, colombianos, chilenos, uruguayos y brasileños.

Uno de los datos más sobresalientes es que nadie nace ni puede ser enterrado en Longyearbyen. Al ser un territorio extranjero (pese a que Noruega ejerce sobreanía sobre él), el recién nacido no tendría una nacionalidad definida.

El congelamiento del suelo no permite que los cuerpos se descompongan ni deja eliminar los virus con los que haya muerto la persona. Por eso, todo el que muere es llevado a su lugar de nacimiento.

LONGYEARBYEN, NORWAY - JUNE 21: The white crosses of an arctic cemetary stand on the side of a mountain on June 21, 2008 in Longyearbyen, Norway. Longyearbyen is the seat of Norwegian local administration in Svalbard, 620 miles south of the North Pole. It was founded in 1906 by the American John Munroe Longyear who started coal mining here, something that has been an important part of the history ever since. Three important mines currently work on Svalbard. Longyearbyen was only opened for general tourism in 1990 and is a haven for eco-tourists who come to see the abundant polar bears, seals and whales. Svalbard consists of a group of islands ranging from 74° to 81° North, and 10° to 35° East, thus making it the northernmost part of Norway. It boasts the world's northernmost Church, Museum and higher education facilities. (Photo by Chris Jackson/Getty Images)

La ciudad solo tiene un supermercado, un hospital en el que se atienden las emergencias básicas, una universidad y la economía gira en torno a la minería y al turismo, sobre todo por los cruceros que llegan de visita.

Así que si estás pensando en llevar una vida como ermitaño, Longyearbyen puede ser la opción indicada para comenzar.

Continue Reading
Te puede interesar...
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Más de artículo

#TRENDING

To Top