Connect with us

#EsTrending

A Apple no le fue muy bien con el iPhone X: la producción se reducirá en 2018

iPhone X
Getty Images.

INNOVADOR

A Apple no le fue muy bien con el iPhone X: la producción se reducirá en 2018

La presentación del iPhone X fue uno de los eventos más importantes en el año y en la historia de Apple. Existían muchas expectativas en torno al teléfono “más revolucionario” de los de Cupertino; no obstante, tal parece que no les fue muy bien.

Si bien al principio la respuesta de la crítica y los fanáticos fue muy positiva, quienes lo han utilizado desde su lanzamiento no se han visto muy sorprendidos. Esto, sumado a otros factores, ha hecho que la empresa decida recortar la producción para el 2018.

Te recomendamos leer: A diferencia del iPhone, el Galaxy S9 conservaría una de sus características más importantes.

El iPhone X tuvo una baja demanda

iPhone X

EFE.

De acuerdo con Bloomberg, la producción del iPhone X será reducida ya que no se espera que la demanda se recupere en los próximos meses. Tal parece que esta ha disminuido gradualmente desde que el dispositivo fue lanzamiento en el pasado mes de octubre.

Algunos analistas consideran que esta caída en ventas se debe a que el equipo tiene un “elevado precio y falta de novedades”. El futuro del terminal también es predicho porque en diciembre hubo una menor demanda, por lo que es posible que en los meses siguientes se mantenga la tendencia.

Desde su lanzamiento, estimaciones apuntan a que el iPhone X ha lanzado 35 millones de unidades. Se espera que para el próximo trimestre disminuyan hasta alrededor de 20 millones.

Te puede interesar: Apple es demandada por reducir el rendimiento del iPhone de forma intencional.

Y es que el iPhone X no es tan revolucionario como Apple promete: hay teléfonos que ya cuentan con sus funciones

El mayor salto hacia adelante desde el lanzamiento del primer iPhone“. Esas fueron las palabras pronunciadas por Tim Cook, CEO de Apple, al presentar al iPhone X. Este nuevo teléfono ha sido calificado como una revolución y un antes y un después de los teléfonos inteligentes.

El equipo ha innovado mucho en comparación con anteriores entregas del iPhone. Tiene tecnologías que hasta ahora no habían sido utilizadas por los de Cupertino, como la pantalla OLED; no obstante, muchas de sus características no son tan ‘revolucionarias’ en el mercado móvil.

1. Pantalla OLED

iPhone X

Getty Images.

Una de las ‘novedades’ del iPhone X, además de la carencia del botón de inicio, es su pantalla ‘casi infinita’ con tecnología OLED. De forma irónica, estos paneles son fabricados por su rival principal y mayor fabricante de móviles del mundo: Samsung; además, los surcoreanos también fueron pioneros en los móviles casi sin borde.

Samsung Display Solutions es la filial encargada de crear estas pantallas. Estas se han visto además en el Galaxy Note 8, un móvil que fue muy bien recibido por la crítica.

Esta tecnología es sumamente costosa e incluso es empleada en paneles de televisión. Si bien su desarrolló inició en 1970, en la última década se ha vuelto más popular.

LG y los Pixel de Google son otros de los smartphones que también emplean estas pantallas; incluso LG fabrica las suyas.

2. Carga inalámbrica

iPhone X

Getty Images.

El iPhone X integra de forma nativa algo que no tenía otro terminal de Apple: la carga inalámbrica. Apple poco a poco persigue un “futuro sin cables”, algo que ya vimos con sus AirPods, los auriculares de Bluetooth.

“El iPhone X es el primer iPhone diseñado para un futuro sin cables, ya que no necesitas conectarlo a un cable para cargarlo”, señala Apple en su página web.

“Carga el iPhone X en estaciones y bases de carga inalámbrica de hoteles, cafés y aeropuertos de todo el mundo”.

Un punto destacado es que podremos cargarlo con ‘AirPower’, una especie de funda que es compatible con algunos dispositivos de la compañía. No obstante, Samsung ha ofrecido esta tecnología desde hace tiempo con sus gamas ‘Galaxy S’ y ‘Galaxy Note’.

Otros que también se han unido a la carga inalámbrica han sido Lenovo, LG e incluso BlackBerry.

3. Reconocimiento facial

iPhone X

Getty Images.

Quizá la mayor apuesta de Apple con el iPhone fue el ‘Face ID’; este es un sistema basado en reconocimiento facial y supone una evolución del Touch ID, que era por huella dactilar. La idea es desbloquear nuestro teléfono con esta tecnología.

Sin embargo, esto no es nada nuevo. Muchas polémicas se han levantado en torno a este tipo de funciones, en vista de que algunas son burladas fácilmente con fotografías. Todo ello ha conllevado a críticas a las empresas desarrolladores.

Samsung fue la primera en tener un móvil este tipo de sistemas: hablamos específicamente del Galaxy Note 7. Se incluyó además en el Galaxy S8, lanzado en marzo de este año.

Apple promete que su tecnología no podrá ser engañada tan fácilmente: solo habría casos de uno en un millón.

Ve también: Nokia 9: el equipo que competirá (y podría superar) a los de Samsung y Apple.

Seguir leyendo

Más de INNOVADOR

#ESTRENDING

To Top