Connect with us

Las papas fritas podrían ser la solución para la calvicie, según estudio

Papas fritas
Storyblocks.

WOW

Las papas fritas podrían ser la solución para la calvicie, según estudio

Las papas fritas es uno de los productos que más nos gustan a muchos, a pesar de que expertos en materia de salud constantemente indiquen que su consumo excesivo no es bueno para la salud humana. Algunos se decantan por las que crean en grandes cadenas, como McDonald’s, y es que estas últimas tendrían una ventaja más allá de proveernos de una inmensa felicidad en tan poco tiempo.

Un estudio hecho por investigadores de la Universidad Nacional de Yokohama, en Japón, concluyó que las papas fritas de McDonald’s nos pueden ayudar a combatir la calvicie. Sí, así como lo lees.

Te recomendamos leer: Por primera vez en casi 100 años, eligen a un ‘bebé Gerber’ con síndrome de Down.

Las papas fritas: ¿Un ‘remedio’ milenario?

Papas fritas

Papas fritas. Storyblocks.

La investigación fue publicada en la revista Biomaterials, y allí explican que esta comida rápida de McDonald’s tiene un ingrediente ‘especial’. Se trata del dimetilpolisiloxano, el cual sería de gran ayuda para tratar la calvicie.

El dimetilpolisiloxano es un antiespumante que se añade al aceite con el que cocinan las papas, y es empleado en todos los McDonald’s a escala mundial. Con dichas papas fritas se llevaron a cabo algunas pruebas en ratones con calvicie, las cuales fueron todo un éxito; no obstante, resaltan que el dimetilpolisiloxano no ayudará a que crezca el cabello sin más nada, ya que es necesario que atraviese por un determinado proceso.

La sustancia se empleó a fin de crear cientos de vasos en los que podían crecer los gérmenes del folículo piloso. Por ello, el dimetilpolisiloxano sería solo un paso del tratamiento contra la calvicie, pero aún falta desarrollar una ‘cura’ completa.

De momento se desconoce la reacción que habrá en los humanos.

Te puede interesar: Aumentan en India los secuestros de hombres solteros para forzarlos a casarse.

Pero algo que debemos tener en cuenta, es que el cuerpo percibe la comida chatarra como una infección

Comida rápida

Imagen de referencia. Storyblocks.

La comida rápida es una de las preparaciones favoritas de muchos de nosotros; resulta complicado resistirse ante una hamburguesa o un perro caliente. Sabemos que no es precisamente la más sana y un estudio ha comprobado algo peor de lo que imaginábamos: nuestro sistema inmune reacciona ante ella como si fuera una infección bacteriana.

Para la investigación se requirieron ratones de laboratorio, empleados por su similaridad genética con los seres humanos. A los mismos se les alimentó con una dieta estricta en azúcares, sal, grasas saturadas y alimentos de comida rápida; no se les dio verdura, fibra o fruta alguna, por lo que el resultado fue preocupante.

Según reseñan en Science Alert, a nivel metabólico hubo un considerable incremento de células del sistema inmune, encargadas de proteger nuestro organismo. El mismo pensó que estaba combatiendo una infección, por lo que generó una gran cantidad de granulocitos y monocitos, los tipos de célula que mayor aumento en la sangre experimentaron.

Una variedad de personas considera que ingerir comida rápida y al día siguiente regresar a una dieta saludable puede revertir los efectos, pero se equivocan. Los médicos señalaron que el estado de alerta en el que entra nuestro cuerpo tiene efectos a largo plazo, por lo que la misma no dura poco tiempo.

Algunas de las dolencias que pueden derivar de esta situación es la inflamación del sistema digestivo o la diabetes, las cuales pueden suceder con mayor facilidad.

Mira también: Los hombres dejaron de usar pelucas, faldas y tacones en algún punto de la historia. ¿Por qué?

Seguir leyendo

Más de WOW

#TRENDING

To Top